HIGIENE Y SALUD INDUSTRIAL

HIGIENE Y SALUD INDUSTRIAL

Cuando se habla de higiene, no solo se trata de lavarte bien las manos y todos esos rincones a donde no llega la luz, también se refiere a poner atención a todos los factores externos que puedan dañarte. La higiene va de la mano con la salud, y ésta se define como el bienestar físico, mental y hasta emocional de una persona. En el área industrial, la higiene y la salud toman mucha mayor importancia pues estás expuesto a muchos más factores de riesgo.

Dentro de un ambiente industrial siempre existen riesgos mayores que en cualquier otro ámbito. Ya sea que trabajes en una construcción colgado por los aires, en una fábrica de bombas, inseminando vacas o de leñador, siempre habrá un riesgo a la salud al que poner especial atención. Nadie quiere caer de las alturas o ser atacado por un oso.

Vamos con los hechos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social. La higiene se define como el conjunto de conocimientos, métodos y/o técnicas que sirven para controlar los factores externos que son nocivos para la salud; en otras palabras, los conocimientos que cada uno de nosotros tenemos sobre cómo asearnos bien y estar presentables como para conocer a tu suegra.  

Ya hemos hablado antes de la Revolución Industrial, ha sido responsable de muchos cambios en nuestro estilo de vida. Durante ésta época se comenzó a realizar más conciencia sobre el cuidado personal y de los lugares en los que el ser humano pasaba la mayor parte de su tiempo. Y es que, imagínate, vivimos nuestra existencia en base a la práctica conocida como prueba y error. Muchos errores en la higiene y la salud debieron de cometerse a lo largo de los años para llegar a tener las normas de seguridad e higiene que ahora tienen todas las empresas.

Hoy en día, la sociedad exige cierto nivel de higiene para ser considerado como una persona civilizada, que pretende ir por el mundo siendo aceptado, que pueda trabajar, crecer, desarrollarse y que le den Like a sus fotos. La higiene no solo se trata de limpieza que se ve y se huele, también se trata del cuidado personal como el cabello, el vello corporal, la vestimenta y hasta los ambientes en los que uno se desenvuelve.

En la actualidad, muchas personas no tienen acceso a los niveles de higiene establecidos por la sociedad, no por falta de interés o indiferencia, sino por la falta de recursos económicos. Es por esto que la falta de higiene es vista como un sinónimo de fracaso y discriminación lo cual cierra muchas puertas.

En el ambiente industrial, las empresas tienen lineamientos en los cuales, por ejemplo,  solicitan a sus empleados usar el cabello corto o recogido, no usar barba, usar desodorante, entre otros. Debido a esto, se pone especial énfasis en que todos los miembros de la empresa tengan acceso a medidas higiénicas, al menos dentro de las instalaciones. Es por ello que la empresa debe proporcionar el equipo adecuado para protegerte, instalaciones acondicionadas y limpias, entre otros factores. La empresa es responsable de tu salud durante tu jornada laboral.

La Higiene Industrial se considera como una disciplina preventiva en la cual deben evaluarse las condiciones del ambiente de trabajo, prestando especial atención en los contaminantes de origen laboral y controlandolos. Un contaminante se considera como una energía, producto químico u organismo o ser vivo presente en el medio laboral, que en ciertas cantidades o situaciones, puede ser nocivo para la salud de las personas que entran en contacto con él. Por ejemplo, el bullying o acoso sexual en el trabajo se pueden considerar como contaminantes pues ponen en riesgo tu salud emocional y mental, entonces, ¿se podría decir que alguien que hace eso es anti-higiénico?

Posted by admin

Deja un comentario

WhatsApp chat